La Seguridad Social en apuros

Las cotizaciones de la seguridad social presentan saldo negativo de 5.167 millones de euros en los últimos  siete meses de 2020. En este periodo las cotizaciones ingresadas se han elevado a 69.019 millones, 2.725 menos, debido en gran parte al descenso de las cotizaciones de los ocupados y de los desempleados, con las exenciones o bonificaciones por los ERTES que se empiezan a notar gravosamente.

Los gastos por prestaciones contributivas (jubilación, invalidez, viudedad, orfandad y en favor de familiares) han ascendido a 75.078 millones, cantidad que sobrepasa lo recaudado. Las prestaciones menores (natalidad, cuidado de menor, lactancia, riesgo durante el embarazo y maternidad) se elevaron a 1.674 millones.

Anotar la partida imparable de I.T que a pesar de menor afiliación por la crisis ha crecido un 23%, 6.278 millones (enfermedad común) y en contingencias profesionales 973 millones actualmente con incremento del 66% por los efectos del COVID-19.

Las prestaciones extraordinarias para autónomos en 31 de julio último ascendieron a la cifra de 3.580 millones, mientras que las prestaciones no contributivas y complementos a mínimos en el ejercicio 2019 llegaron a los 6.810 millones. La nueva prestación de ingreso mínimo vital a 31 de julio se cifra en 33.36 millones.

Estos datos económicos revelan lo ya sabido, y es que la Seguridad Social necesita con urgencia una reedición de los Pactos de Toledo en esta materia. Algunas voces postulan el trasvase de las pensiones, especialmente, la jubilación a partidas presupuestarias, pero no es solución pasar la deuda de un obligado a otro. Hay que someter a profundo estudio toda la acción protectora bajo una visión eminentemente técnica, alejada de ideologías que  esterilizan soluciones rápidas y eficaces ante una situación desastrosa en términos de viabilidad económica.

Calendario laboral 2021

Tal y como establece el artículo 34.6 del Estatuto de los Trabajadores, la Empresa debe elaborar anualmente un calendario laboral que debe ser expuesto en un lugar visible de cada centro de trabajo. Incumplir esta obligación constituye una infracción leve sancionable con una multa entre 60 a 625 €.

(más…)

Retraso vuelo – indemnizar salario

En una sentencia la Corte de Justicia de la Unión Europea ha condenado a una compañía aérea a indemnizar a dos pasajeros de un vuelo con destino a Londres no solamente por el retraso del vuelo sino también por la pérdida de parte del salario del tiempo de ausencia al trabajo a causa de la demora.

(más…)

Japón: Jubilación demorada

Trabajar después de la jubilación no es nada excepcional en Japón. No es raro ver personas de más de 70 años, incluso de 80, trabajar en fábricas y oficinas. Necesidad vital para un país envejecido con una tasa de paro del 2,2%. Según un sondeo realizado por el gobierno, dos japoneses sobre tres de más de 60 años quieren seguir trabajando después de los 65 años. Impresiona el dato de que en 2017 el nivel de empleo de las personas de 65-69 años alcanzaba el 54,8% en los hombres y el 35% de mujeres. Un récord dentro de la OCDE. El trabajo de los seniors permite responder a una penuria de mano de obra en aumento.

(más…)

Coronavirus: Medidas laborales.

12/03/2020

Sin perjuicio de las medidas extraordinarias que vaya aprobando el Gobierno actualmente disponemos de los siguientes instrumentos:

PREVENCIÓN Y ORGANIZACIÓN PREVIA

  • Medidas preventivas:
    • Deben aplicarse los deberes ordinarios de protección establecidos en la normativa de prevención de riesgos laborales.
    • Se deben adoptar las medidas preventivas indicadas, entre las que están:
      • Organizar el trabajo de modo que se reduzca el número de personas expuestas: Reorganización de turnos, establecimiento de teletrabajo, etc.
      • Adoptar medidas específicas para las personas especialmente sensibles.
      • Proporcionar información sobre medidas higiénicas poniendo a su disposición el material higiénico necesario y adoptando los protocolos de limpieza precisos.
(más…)